Las matriculaciones de turismos y todoterrenos en nuestro país se han situado en 1.412 unidades durante el lunes, 16 de marzo, primer día laborable tras el estado de alarma decretado por el Gobierno. Esta cifra supone una reducción del 72,8% respecto a febrero de 2019, cuando se matricularon 5.200 unidades de media a diario, según datos de MSI para Faconauto.

Por canales, un total de 346 vehículos se concentró en el de empresas, mientras que 953 unidades lo hicieron en el de particulares y 113 vehículos, en el de alquiladoras. El fuerte retroceso en comparación con un día laborable normal se explica, según Faconauto, por la paralización del mercado automovilístico español ante la crisis del coronavirus.

Al encontrarse los concesionarios cerrados, las unidades matriculadas el pasado lunes corresponden a operaciones que ya se habían cerrado con anterioridad, que ya estaban pagadas o su financiación había sido abonada. Sólo faltaba su matriculación.

En cuanto a los datos de marzo, las matriculaciones de automóviles se sitúan en 33.129 unidades en lo que llevamos de mes, lo que supone un 20,8% menos respecto al mismo periodo de 2019.

Desde la patronal han apelado a la responsabilidad de los concesionarios recomendando su cierre tras el establecimiento del estado de alarma. “De esta manera, el sector se compromete con la exigencia y la responsabilidad con la sociedad que se pide al empresariado para frenar la expansión del coronavirus, al tiempo que se salvaguarda la integridad de sus clientes y de sus empleados”.