Empresas

Liqui Moly crece un 23% en el primer semestre

El especialista en aceites y aditivos incrementa su facturación un 83% en el mercado ibérico, siendo julio mejor mes de la historia de la sucursal.
Erns prost liqui moly

Liqui Moly aumentó su facturación hasta los 355 millones de euros en el primer semestre de 2021, un 23% más respecto al mismo periodo del año anterior y del crecimiento 38% en comparación con el primer semestre de 2019. “Hemos salido fortalecidos de la pandemia porque no nos hemos cruzado de brazos, sino que nos hemos puesto manos a la obra y hemos trabajado duro”, afirma Ernst Prost, director gerente de la compañía.


El especialista en aceites y aditivos ya registró en marzo la cifra de ventas mensual más alta de su historia y en junio vino a superarse este resultado con casi 66 millones de euros. Julio ha continuado con el crecimiento en el segundo semestre con 70 millones.  Además del incremento en sus ingresos, Liqui Moly ha contratado a 53 nuevos empleados entre enero y julio.


En cuanto a Liqui Moly Iberia, el primer semestre de 2021 registró un crecimiento del 83% y del 58% respecto al mismo periodo de 2020 y 2019, respectivamente. “Esto es algo notable y es el resultado del enorme trabajo que estamos haciendo en España y Portugal con nuestros clientes. No tenemos ninguna duda de que nuestro ritmo de crecimiento continuará porque, además de los nuevos negocios y los nuevos canales que van surgiendo, el espacio que tenemos para crecer con cada uno de nuestros clientes actuales es enorme”, explica Matthias Bleicher, CEO de Liqui Moly Iberia.


Julio fue el mejor mes de la historia de la sucursal, lo que supuso un aumento del 35% respecto al mismo mes de 2020, que había sido el mejor del año pasado, y del 140% en comparación con el mismo periodo de 2019. Agosto, que ya se encuentra a mitad de camino, continúa con una fuerte dinámica de crecimiento.


Matthias Bleicher afirma no tener ninguna duda de que Liqui Moly tiene muchos años de crecimiento por delante en España y Portugal. En sus palabras, “el refuerzo de nuestro equipo comercial también contribuyó y seguiremos contratando para ambos países. Nuestra marca tiene una imagen fuerte en los dos países y esto es el resultado de dos pilares importantes: la inversión en la marca y en el marketing, pero también la oferta y la enorme calidad de los productos”.


Sin embargo, la empresa se enfrenta a diario a grandes retos, algo que se nota también en los beneficios. Si bien en el primer semestre, con 8,2 millones de euros, es superior al mismo periodo de 2020 (3,6 millones), resulta ser considerablemente inferior al de años anteriores. “No solo porque muchas de las materias primas son cada vez más caras, sino porque algunas, incluso, ya no se pueden conseguir”, asegura Ernst Prost. “La pandemia ha trastocado un sistema de suministro que había crecido a lo largo de muchos años y que se había ajustado con gran precisión”.


A pesar de ello, julio se cerró con un beneficio de 2,2 millones de euros, superior a los meses anteriores y permite ser optimistas para el segundo semestre. “Aun así, tendremos que lidiar con las consecuencias el resto del año”, afirma el director gerente. “Estimamos un incremento de costes de 27 millones de euros en total”.

Relacionado Ernst Prost dejará la Dirección de Liqui Moly en 2022 ​Liqui Moly ofrece diversos productos auxiliares para el montaje de embragues

Hoy destacamos

Buscar en Posventa

Síguenos