Cifras

Robos y golpes, mayores preocupaciones a la hora de aparcar en la calle en verano

Los robos aumentan un 20% en verano especialmente en los vehículos aparcados en las calles, mientras que el número de golpes se incrementa un 45% durante estos meses, según Parkimeter.
robos

Una encuesta realizada por Parkimeter, plataforma europea de reservas de aparcamiento, revela las mayores preocupaciones de los españoles a la hora de viajar en coche y tener que aparcar en la calle durante las vacaciones de verano; de hecho, un 35% de los conductores afirma buscar un aparcamiento para estar tranquilos con su vehículo durante su descanso estival.


El 86% de los conductores españoles encuestados destaca el robo como su primera preocupación. Según los datos de Parkimeter, de los 128.000 robos sufridos el año pasado, casi el 25% se produjo durante los meses de verano, especialmente en Madrid, Barcelona y Sevilla. Es más, la plataforma revela que nuestro país ocupa el tercer puesto como país europeo con más robos en los coches, una incidencia que baja exponencialmente en los vehículos estacionados en aparcamientos.


En segundo lugar, preocupan los golpes que sufre el vehículo aparcado en la calle. Así lo ha indicado el 77% de los conductores consultados por la plataforma de reservas de aparcamiento, ya sea por golpes de otros vehículos al aparcar o por vandalismo (roturas de ventanas, arañazos en la pintura, rotura de retrovisores,...).


Durante los meses de verano, los partes por terceros a los seguros aumentan hasta un 50%. Son muchos los conductores que después del verano se ven obligados a llevar su coche a pintar o reparar por culpa de este tipo de daños sufridos en vacaciones.


También preocupa, según la encuesta de Parkimeter, el desgaste de los neumáticos y de la pintura debido a las altas temperaturas y la proximidad al mar, en concreto la arena y el salitre. El 45% de los conductores remarca esta preocupación a la hora de aparcar su vehículo en la calle en verano. Exponer al vehículo al calor intenso hace que determinados elementos del coche como los neumáticos puedan aumentar y disminuir su presión sin que apenas se dé cuenta el conductor, lo que puede provocar que se deformen las ruedas.


Igualmente, el calor afecta directamente a la pintura de una manera negativa. En el interior del coche, cualquier elemento que esté fabricado con plástico, como los embellecedores del salpicadero y otros materiales, pueden sufrir por las altas temperaturas que llega a alcanzar por dentro el coche.


Por último, en la encuesta realizada por Parkimeter destaca que el 12% de los conductores revela como una de sus preocupaciones los excrementos de pájaros y el daño que esto provoca en la pintura de su vehículo. Los excrementos de las aves contienen ácidos que dañan el barniz externo del coche y, con el tiempo, puede llegar a la pintura. En caso de dejar varios días el excremento de pájaro en la pintura, puede quedar una impresión permanente que requiere un tratamiento especializado para eliminarla.

Relacionado ¿Qué es lo que más daña la carrocería del coche en verano? Ocho de cada diez españoles usará su coche para los viajes de este verano

Hoy destacamos

Buscar en Posventa

Síguenos